Bemidvar

Viernes 18 de Mayo de 2018 – 4 Sivan de 5778
Encendido de las velas: 17:40 hs.
Shabat Concluye: 18:37 hs.
Lectura trienal, segundo ciclo: (2:1 - 3:13) pág 10

La parashá de esta semana se llama bemidbar y así mismo es el nombre del libro en la cual se encuentra. Es la primera Parashá del libro de Bemidbar. Bemidbar, significa en el desierto, pero en muchos textos vamos a encontrar su traducción al castellano como “Números”. Nada que ver un nombre con el otro, y esto se debe a que lo primero que pasa en la parashá “En el desierto del sinaí” es un Censo de población, para saber cuántos están preparados para luchar a la hora de ingresar a Eretz Israel. Es de ser obvio que en la llegada a la tierra prometida no todos nos recibirían con los brazos abiertos, por eso D”s le ordena a Moshé hacer un recuento de cada hombre adulto mayor a 20 años para integrar el ejército. A partir de este comienzo de libro el pueblo comienza a prepararse para entrar a la tierra de israel. La pregunta que nos surge a muchos es ¿por qué esperar 40 años en el desierto y no haber llegado antes a Israel? Porque era necesario moldear un pueblo, crear una sociedad judía sin mentalidad de esclavos. Pero se podría moldear al pueblo en Israel. Entonces ¿Por qué la Torá se entregó en el desierto y no en la frontera, o ya en la tierra prometida? Hay un Midrash, un relato con veracidad que complementa a la Torá, que nos da una respuesta sumamente convincente: La Torá fue entregada en el desierto para evitar problemas con las tribus, para que ninguna diga "LA TORÁ ES MÍA", ya que fue entregada en mi porción. Por eso la torá fue entregada en el desierto, pública y abiertamente, porque la Torá nos pertenece a todos, la Torá es Universal. Bemidbar es la preparación nuestra espiritual a Israel. Para llegar a Israel debemos prepararnos y las mitzvot son nuestro gps, cuanto más podamos alimentar nuestra alma de Mitzvot, más cerca del objetivo estaremos. Quiera D’s que podamos encontrarnos todos juntos en Israel.

Shabat Shalom. Equipo de Culto y Educación

Haftará

Haftará Bemidvar: Oshea 2:1 - 22 (pág. 160)
"Y te desposaré conmigo por siempre; y te desposaré con justicia y rectitud, con misericordia y compasión; y te desposaré con fe, y conocerás al Eterno." (Oshea 2:21 - 22) Todos los días recitamos estos versículos de nuestro profeta, al atarnos los Tefilín en nuestra mano, mientras vamos "escribiendo" el nombre Shadai, uno de los setenta nombres de D"s. Esta imagen metafórica, en la que D"s desposa a Su pueblo, se repite tres veces, representando los tres exilios del pueblo de Israel: la esclavitud en Egipto, y las diásporas que surgieron tras la destrucción de los dos Templos de Ierushalaim. Y a pesar de nuestras transgresiones, por las cuales fuimos exiliados, D"s nos sigue "desposando", nos sigue eligiendo como Su pueblo. Quiera D"s que en este día, en vísperas de recibir nuevamente la Torá, podamos nosotros también "desposarlo" a Él, que renovemos nuestro compromiso y elijamos seguir siendo el pueblo de D"s. Shabat Shalom Jag Shavuot Sameaj