Balak

Viernes 19 de julio- 14 de Tamuz de 5779
Encendido de las velas: 17.45hs.
Shabat Concluye: 18.44hs.
Lectura trienal tercer ciclo: Bemidbar (23:27 - 25:9) pág 100 Balak, rey del pueblo de Moab, al ver que Israel iba venciendo en las batallas a otros pueblos en el desierto, tuvo miedo de enfrentarlo por la espada. Es por eso que contrata los servicios del brujo Bilam para que maldiga a Israel y poder vencerlo por medio de la palabra, ya que se decía de él que a aquel que bendijera sería bendito, y a aquel que maldijera sería maldito. Luego de algunas negativas por parte de Bilam, termina accediendo a ir, con la anuencia de D"s, con la condición que solamente diría las palabras que D"s le ponga en su boca. Luego, cuando Bilam se dispuso a maldecir a Israel, de su boca salieron palabras de bendición, no una, ni dos, sino tres veces, provocando la ira del rey Balak. Finalmente, al no poder maldecir a Israel, Bilam le sugierió a Balak enviar a las mujeres moabitas a prostituirse con los hijos de Israel y llevarlos a adorar al dios Baal, para poder finalmente derrotarlos. En medio de la prostitución y la idolatría, surgió Pinjás, hijo de Eleazar, nieto de Aharón el Cohén, y tomando una lanza atravesó por el vientre a un hombre hebreo y una mujer midianita, cesando la plaga que se había desatado. Resulta curiosa la personalidad del brujo Bilam, quien además tenía el don de ser profeta. Al principio D"s le había prohibido ir al encuentro de Balak, pero luego se lo permitió si es que le venía bien el dinero que iba a cobrar. En medio del trayecto D"s dispuso un ángel con una espada para impedir el paso de Bilam. Y, cual fábula de Esopo, es el burro en el que Bilam iba montado quien lo vio y se desviaba del camino, y no el brujo, por lo que Bilam le pegaba para que retornase al camino, hasta que el burro abrió su boca y le preguntó por qué le pegaba, si alguna vez le había fallado. Es entonces que Bilam vio al ángel y dijo "he errado porque no sabía que el ángel estaba frente a mí en el camino". Hay quienes se conducen éticamente por la vida, como el burro, que al ver al ángel supo que no debía avanzar para cometer el mal. Y hay quienes se conducen por la vida, como Bilam, que avanzan tras un objetivo nefasto sin poder mirar a su alrededor y son capaces de lastimar a sus seres más cercanos, que como el burro, son incapaces de hacerle el mal. Y en su soberbia, vanidad e ínfulas de perfeccionismo, no se pueden permitir equivocarse, porque para ellos, al igual que para Bilam, no saber es un pecado.

Shabat Shalom. Equipo de Culto y Educación

Haftará

Haftará pág 180 El Profeta Mijá trae la palabra del Eterno, quien promete que la casa de Iaacov estará en medio de muchos pueblos y naciones, como un león entre las bestias del bosque, a quienes derrotará sin dificultad. Y en aquel día ocurrirá que el Eterno destruirá a todos sus enemigos y a sus dioses. Finalmente el profeta reprende al pueblo, preguntándole qué mal le ha hecho el Eterno, si los sacó de la esclavitud en Egipto por medio de Moshé, Aharón y Miriam. Les pide que recuerden el intento de Balak y Bilam por destruirlos. Finalmente, el Profeta Mijá dice que D"s nos pide solamente tres cosas: hacer justicia, amar la misericordia, y andar humildemente en el camino de D"s.